Ubicado en la azotea de Bastardo Hostel, el Baileys Treat Bar es un único espacio con cuatro ambientes distintos, donde brindar por la llegada del buen tiempo y dedicados, cada uno, a uno de los sabores de Baileys. Todo, rodeado de unas espléndidas vistas a los atardeceres y el skyline del centro de Madrid.

El espacio, hasta ahora vacío, sin servicio y reservado solo a los huéspedes del establecimiento, abre sus puertas al público hasta el 23 de junio, en horario de 17h a 21h de lunes a viernes, y de 15h a 21h los sábados y domingos.

Baileys Treat Bar además es una fiesta para paladar con un menú creado para el lugar y la ocasión, que incluye un refrescante café frappé con Baileys Original, gofres con helado de chocolate hecho con Baileys Chocolate Luxe, la variedad más dulce de Baileys, que comparte protagonismo con el chocolate belga, helado de salted caramel con Baileys Almande, un licor 100% vegano, sin lactosa y sin gluten, una crema irlandesa elaborada con una base de leche de almendras y vainilla, y batido de Baileys Strawberries & Cream.

Postres que se podrán personalizar con una amplia variedad de toppings a gusto del consumidor y algodón de azúcar, y que comparten protagonismo con dos cócteles de inspiración clásica y sabor innovador: Pink Alexandre, basado en Baileys Strawberries & Cream, y Irish Coffee Martini, que tiene como ingrediente principal el Baileys Original.