llaurat

Uno de nuestros últimos descubrimientos del 2020 ha sido Llaurat.

Un descubrimiento que se ha convertido en la adopción de un naranjo que lleva el nombre de nuestro blog.

Nos hemos convertido en farmers recibiendo, de acuerdo con la solicitud, 80 kg de naranjas entre Noviembre y Marzo, provenientes de nuestro naranjo Madridiana.

Cada naranjo tiene su certificado de adopción con indicadas y sus coordenadas que permiten localizarlo entre más de 300 en el exclusivo campo de Llaurat, situado a unos kilómetros de Valencia.

Cosecha on-demand

llaurat

Lo más interesante de Llaurat es sin duda la posibilidad de poder recibir tu cosecha cómodamente en casa y en toda Europa. 

De 10 kg en 10 kg, puedes ir consumiendo la cosecha de tu naranjo amadrinado como quieras y donde quieras, en un par de días desde que has realizado el pedido.

Tradición e innovación

Este gran proyecto respeta la naturaleza y el medio ambiente utilizando técnicas de cultivo tradicionales. 

Las naranjas se recolectan sólo bajo pedido a lo largo de la temporada de cosecha, para poder mantener el sabor y el olor de las naranjas frescas cuando se entregan en tu casa. 

De esta forma pueden seguir rescatando campos de regadío tradicionales evitando la continua explotación.

La innovación está en la modalidad de compra, porque desde la web de Llaurat es posible hacer la primera compra y luego ir pidiendo los kilos que necesitas a lo largo de la temporada. 

Guardando las naranjas en un lugar fresco pueden aguantar hasta 4 u 8 semanas en casa. 

 

Visualizza questo post su Instagram

 

Un post condiviso da MadriDiana (@madridiana___)

Naranjas de Valencia y mucho más 

El producto estrella es sin duda la naranja de Valencia, pero poco a poco Llaurat está empezando a ofrecer nuevos productos de temporada, como las mermeladas. 

Se pueden pedir naranjas a través de la adopción o haciendo un pedido, de vez en cuando, sin tener un naranjo amadrinado.

Además de ser un concepto bastante novedoso e innovador, resulta ser muy práctico y económico, creando también una relación directa con el productor sin intermediarios. 

Y porqué no añadir en nuestro pedido una calabaza o una mermelada de clementinas?

Empezar la mañana con un zumo de naranja y una tostada con esa mermelada casera con azúcar ecológico, elaborada con fruta madurada en el campo y recién cosechada tiene otro sabor.