San Miguel Eco ha sido reconocida con la medalla de Gran Oro en la primera edición del Concurso Internacional de Cervezas Ecológicas e Hidromieles Orgánicos ecoBirra, posicionándose así como la mejor cerveza ecológica de España. 

Este certamen reconoce así el saber hacer de Cervezas San Miguel, que elabora  cervezas de calidad pensadas para todas aquellas personas que quieran compartir su  inquietud cervecera y disfrutar de una gama de productos rica en estilos, aromas y matices. Avalado por los 130 años de historia de la marca, este criterio cervecero inquieto de Cervezas San Miguel le ha llevado a incorporar ingredientes, procesos y estilos con los que conseguir cervezas únicas. 

San Miguel Eco, lanzada en 2011, es la primera cerveza ecológica que se  produjo en España. En su elaboración sólo se utilizan maltas y lúpulos procedentes de la agricultura ecológica, estrictamente garantizados por las autoridades competentes. Esta creación responde a la inquietud sostenible de Cervezas San Miguel y su compromiso con la  sostenibilidad y el medio ambiente. El objetivo de la marca es caminar hacia la preservación del medio ambiente y la fertilidad del suelo sin renunciar a la mejor calidad de la cerveza ni a  su sabor. 

Con este último reconocimiento, Cervezas San Miguel aumenta a 54 el número de  galardones conseguidos en lo que llevamos de este 2021: 12 medallas de oro, 23  medallas de plata, 5 medallas de bronce y 14 Estrellas de Oro otorgadas por  el International Taste Institute. 

Nota de cata San Miguel Eco 

De color dorado brillante, su espuma es cremosa y consistente. Su fragancia suave describe un fondo de  plátano y manzana con notas de lúpulo floral. Cuando la pruebas, se refuerza el recuerdo a cereal y una persistencia amarga, corta y agradable. Su reducido contenido alcohólico con un ligero y refrescante aroma a lúpulo, la convierte en una cerveza ideal para acompañar aperitivos o platos frescos como encurtidos, ensaladas, escabeches y todo tipo de mariscos. Se toma entre 4ºC y 6ºC, servida idealmente en copa tulipa de pie corto con el objetivo de que este tipo de copa favorezca la formación de una buena  espuma que retenga el carbónico y los aromas de la cerveza.