Entradas

nap pizza

NAP cumple diez años en el oficio de la pizza napolitana y lo celebra a lo grande con una serie de novedades que comienzan con la apertura de un nuevo espacio en el madrileño barrio de Chueca donde también presentan su cambio de imagen. Un cambio que pretende simbolizar la conexión de NAP con la artesanía en el oficio de su equipo de pizzaioli y el arte urbano protagonista de sus ya ocho espacios repartidos entre Barcelona, Madrid y San Sebastián.

El nuevo NAP se encuentra en la calle Víctor Hugo, 5 y es el primer espacio pensado para que los vecinos del barrio disfruten de las auténticas pizzas napolitanas en un formato take away y sin esperas. El epicentro del local es, como en cada NAP, el horno de leña fabricado por el artesano napolitano Stefano Ferrara y se trata de un ejemplar de 2.500 kilogramos, personalizado e importado de Quarto, una localidad a escasos kilómetros de Nápoles. La carta también es diferente a la del resto de locales: ideada en consonancia con esta nueva forma de disfrutar la pizza que NAP acaba de estrenar, pero con los mismos criterios de calidad y la misma precisión en la elaboración por parte de los pizzaioli de NAP.

La carta de NAP Chueca

En NAP se utiliza la práctica totalidad de ingredientes italianos combinados con productos frescos de mercados de proximidad. Harinas procedentes de Italia, tomate San Marzano DOP, mozzarella Fior di Latte o el Salame Napoli son algunos de los ingredientes de las pizzas que conforman la carta de este nuevo espacio, continuando así con la manera de entender el oficio de todo el equipo de NAP. La pizza Margherita (AVPN approved) y la Marinara (AVPN approved) conviven con otras elaboraciones, al mismo precio que en el resto de espacios. 

La nueva imagen de NAP Chueca

La nueva imagen de NAP simboliza la evolución del proyecto tras 10 años de trabajo y se desarrolla adaptándose a la personalidad de NAP, a su carácter urbanita e internacional. Los colores de la nueva imagen también son protagonistas de los locales y recuerdan a los colores que cobran el fuego del horno de leña y al bullicio de los clientes que visitan NAP para disfrutar de la auténtica pizza napolitana.

Neapolitan Authentic Pizza

Las siglas de NAP definen a la perfección la intención de internacionalizar la auténtica pizza napolitana y transmitir esta filosofía y un pedazo de la historia de Nápoles a los españoles. Se hace activismo de la tradición y la autenticidad en términos idénticos a las pizzerías que forman parte de los recuerdos del equipo, por ello son elaboraciones protegidas por una denominación de origen que decide si son merecedoras del marchamo de calidad Associazione Verace Pizza Napoletana. Porque la filosofía de NAP es defender que cuando algo trasciende en el tiempo, hay que conservarlo y asegurar que llega a la siguiente generación.

En NAP basan su oficio en ocho principios en torno a la preparación diaria de las pizzas.  Ocho fundamentos que conforman el ritual de la tradición napolitana y de la AVPN a través de la pizza NAP: la masa madre de elaboración propia, las 24 horas de reposo de la masa para su levado y su trabajo manual, el fuego que arde sin pausa, 60 segundos de horneado, 35 centímetros de diámetro en las pizzas, el borde o cornicione aireado de 1 0 2 centímetros y la recomendación de consumir de la pizza nada más que sale del horno.

Sobre NAP

NAP es la idea de un napolitano, Antonello Belardo y de un español, Fernando Pérez, una idea que surge de la búsqueda de la autenticidad, del slow life mediterráneo. En NAP se trabaja para internacionalizar la auténtica pizza napolitana y transmitir un pedazo de la historia de Nápoles a los españoles. Es un proyecto que comenzó en Barcelona hace 10 años y que se ha expandido a Madrid y a San Sebastián con la intención de ser activistas de la tradición y la autenticidad en términos idénticos a las pizzerías napolitanas que forman parte de los recuerdos de todo el equipo. La filosofía de NAP consiste en cuidar cada detalle en el proceso de la pizza y en respetar una elaboración en la que todo tiene un porqué.

Para sus pizzas, entre las que destaca la Margherita como best seller, utilizan la práctica totalidad de ingredientes italianos combinándolos con productos frescos de mercados de proximidad, tanto en Barcelona, como en Madrid y en San Sebastián. También cuentan con una selección breve de entrantes y dos postres: tiramisú y pannacotta.